Cuando intentamos explicarle a nuestros hijos que tienen que esperar a mañana o que algo lo haremos la semana que vienen no es que estén desesperados y no nos escuchen, sino que realmente si el pequeño tiene menos de 5 años, esa noción de tiempo es difícil de entender.

Los niños a partir de esa edad sí son conscientes de esos periodos de tiempo pero cuando son más pequeños aún no. Desde casa vosotros podéis ayudarles con algunos de estos consejos para que empiecen a asimilar esos periodos de tiempo.

Debes saber es que lo primero que son capaces de entender es la diferencia entre la noche y el día. A menudo suelen relacionar una palabra para el pasado o el futuro y utilizarla erróneamente. Por eso a veces nos dirán “mañana” cuando quieren decir en una semana o “ayer” cuando hablan de hace un año. ¿Pero cómo podéis ayudarles a mejorar su percepción del tiempo?

Jugar con ellos es siempre una buena opción, porque aprender mientras se divierten es bueno para asimilar mejor los conceptos. En Molto lo sabemos y por eso te sugerimos que escribas historias con ellos para que practiquen el uso de del tiempo. Puedes utilizar uno de nuestros escritorios infantiles para que ellos tengan el lugar adecuado donde hacerlo.

Utilizar calendarios y relojes para mostrarles el tiempo de forma visual también les ayudará. A la vez, podemos orientarlos mediante las estaciones del año o fechas importantes como la navidad.

Esto es sólo una pequeña ayuda para que empiecen a entender el tiempo pero todo es cuestión de paciencia. Mientras tanto a divertirse con ellos.

 

[Foto: Bethan]