Blog

Tu bebé: Qué alimentos sólidos puede empezar a comer solo.

No hay duda de que la leche materna es el mejor alimento que le puedes dar a tu bebé, pero depende de cuando decidas dejar de darle el pecho pasarás a las leches de continuidad o a los alimentos más sólidos como papillas o purés. Sin embargo, muchas veces nos planteamos cómo saber si nuestro peque está listo para dar el salto a alimentos sólidos. Para cuando llegue ese momento queremos dejarte algunos consejos:

Por lo general entre los 6 y los 9 meses los bebés ya están listos para poder empezar a comer cosas más sólidas. Hay algunos indicios en los que te puedes fijar que te lo indican como por ejemplo, que puedan mantener la cabecita erguida, que puedan sentarse bien, que tengan un aumento significativo de peso y/o el tiene interés por lo que vosotros coméis.

Aunque parece que no existen muchos alimentos que podamos darle al empezar, este pensamiento es totalmente erróneo. En el mercado hay muchísimas opciones de papillas para darle de diferentes sabores, aunque todos sabemos que no hay nada como las comidas caseras. Verduras cocidas o frutas trituradas; trocitos de fruta para que los chupe y sienta diferentes sabores y texturas, hay miles de combinaciones que podéis probar.

Siempre y cuando estemos pendientes de ellos es bueno que los dejemos intentar comer por ellos mismos con las manos. Se van a manchar, no comerán una gran cantidad pero es buenísimo para su desarrollo. Por eso quizás el mejor momento pueda ser a la hora de la merienda, cuando no nos importará tanto que no coman mucho.

Puede que esta sea la primera y última vez que debas dejarle jugar con la comida.

 

[Foto: Aranchageldeb]

 

Cuidados de los dientes de los más pequeños

Posted by admin en Desarrollo del bebé, Uncategorized

, , , , , ,

Cuando nuestros peques alcanzan los 6 meses de edad es cuando empiezan a salirle sus primeros dientes de leche. Éstos se reemplazarán por los dientes definitivos a partir de los 5 ó 6 años. Depende de nosotros , los papis y mamis, enseñarle la importancia de una buena higiene bucal desde bien pequeños.

Los cuidados mientras son bebés no pueden son muchos. Limpiarle las encías con una gasita o un dental de goma que venden en farmacias es la mejor opción para empezar a cuidar sus dientecitos.

A partir del año es cuando pueden empezar a utilizar el cepillo de dientes. Sin embargo, a esa edad todavía no pueden utilizar pasta de dientes, bastará con usar solamente agua hasta que tengan dos años de edad.

Seguro que os sonará cuando decimos que los más pequeños se vuelven como locos por los dulces y  chucherías. Todos los padres hemos vivido esa situación con nuestros peques. Pero también sabemos lo importante que es cuidar que cuando coman algo de esto se cepillen bien los dientes. Aunque los dientes de leche se vayan a caer, debemos cuidarlos bien y enseñar a los peques la importancia de prevenir caries y problemas dentales desde bien temprano.

 

Cómo ayudar a que tu hijo aprenda un nuevo idioma

En esta época del año, cuando los colegios están terminando su último trimestre y las vacaciones se acercan, los padres nos replanteamos la educación que queremos para nuestros hijos. Muchos de nosotros nos encontramos ante la duda de cómo ayudar a mejorar a nuestros hijos en su educación y es por eso por lo que queremos hablaros de unos sencillos pasos que todos los papis podemos hacer en casa con nuestros peques para ayudarles a mejorar sus faltas de ortografía o a introducirles una lengua extranjera.

Primero tenemos que tener claro qué nivel tiene el niño. No debemos gritarle ni frustrarle por los errores que cometa o por las cosas que no sepa, sino animarle a mejorar cada día destacando sus progresos diarios y no tanto sus errores.

La ortografía es una materia que se estudia pero que también se aprende practicando. Hay libros de caligrafía que le ayudarán ajustándose a la edad del niño. La lectura es una actividad en la que ellos aprenderán sin saber que lo están haciendo. Inculcarle el hábito de leer le ayudará a mejorar su ortografía y redacción.

Cuando lo que queremos es que nuestro hijo mejore en un segundo idioma, debemos tener claro que cuanto antes empecemos mejor. Los niños entre los 3 y los 6 años son esponjas que absorben toda la información y es cuando más fácil es introducir otro idioma en su rutina. Los videos, películas, dibujos o canciones en un idioma extranjero se incorporan de una manera sencilla y mientras ellos disfrutan también aprenden. Leerles cuentos que contengan palabras o incluso que estén en el idioma que queremos que aprendan tiene muchas ventajas ya que a la vez que ellos aprenden, pasan un buen rato con nosotros.

 

Aprender puede ser divertido para todos.

[Foto: John Morgan]

This website uses cookies, both own and third parties to collect statistical information about navigation and show advertising related to your preferences, from your navigation. If you continue to browse, without changing any settings, we consider that acceptable for use. View our cookie policy